Programas Asistenciales

Circulo Programas Asistenciales

1.Suministro de medicamentos antineoplásicos para los tratamientos indicados por los pediatras oncólogos y hematólogos. La entrega de estos medicamentos se hace por ciclos de quimioterapia. El paciente debe volver a la institución al comenzar un nuevo ciclo para recibir sus medicamentos. Esto implica un constante abastecimiento de drogas en la Fundación.

2.Suministro de los catéteres y agujas que se necesita para la aplicación del tratamiento correspondiente a cada caso.  que se necesita para la aplicación del tratamiento correspondiente a cada caso.

3.Ayudas para exámenes especializados que no se realizan en los hospitales públicos y que son indispensables para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes.

4.Suministro de prótesis, sillas de rueda, andaderas, muletas y otros para los pacientes que lo requieran.

5.Suministro de alimentos, transporte y otros, para evitar la deserción de pacientes. Además, en caso de fallecimiento, los apoyamos con  los gastos funerarios y de traslado.

6.Información y orientación para los padres y familiares, ya que un diagnóstico de esta naturaleza afecta al grupo familiar y requieren la atención integral correspondiente en el Departamento de Trabajo Social.

7.Servicio de Alojamiento en el Albergue “Mi Casita”;  un hogar lejos del hogar que nos llena de orgullo…

Este servicio es para los pacientes del interior del país, quienes reciben tratamiento ambulatorio de quimioterapia y/o acuden a practicarse algún examen durante sus visitas de control. Es importante destacar que la población actual del interior representa el 49% del total de niños, niñas y adolescentes con cáncer atendidos por la FANCC.

El albergue “Mi Casita” proporciona alojamiento, protección y cobijo a los infantes, niños y adolescentes atendidos por la Fundación Amigos del Niño con Cáncer procedentes del interior del país que padecen enfermedades oncológicas, en un ambiente de familia y afecto, con apoyo en las áreas: médica,  social, psicológica, nutricional, recreativa, cultural y educativa.

El albergue cuenta con 18 habitaciones, baños, áreas comunes de cocina, comedores, sala de juegos y televisión, área educativa, área social, lavado y secado de ropa, despensa de víveres, lencería, productos de aseo personal, productos y utensilios de limpieza.

Dos de las habitaciones del albergue “Mi Casita” son de aislamiento para trasplantados de médula y han sido diseñadas para pacientes provenientes del programa de Trasplante de Médula de Fundamédula.

Para el ingreso al albergue basta que los niños:

  • Sean atendidos por la Fundación Amigos del Niño con Cáncer
  • Procedan del interior del país
  • Necesiten un lugar apropiado para hospedarse mientras se realizan sus exámenes o cumplen su tratamiento.
  • Estar acompañado con su representante. Durante su estancia, la Fundación les garantiza el transporte de ida y vuelta a los hospitales.
  • Mi Casita igualmente le ofrece albergue a aquellos pacientes mayores de 18 años que están fuera de tratamiento y que requieren control.